Dra. Melómana (5): Tratamiento para la hora previa al primer partido del mundial


El problema conductual que se presenta en la previa al debut de un equipo en el mundial de fútbol es claramente un caso para la doctora Melómana.

Trataremos la manifestación de la enfermedad cuando llegue su punto más radical: la combatiremos momentos antes de que empiece el primer partido (comenzar la terapia una hora antes sería ideal).

¿Qué recetará esta vez la doctora Melómana? Veamos el cuadro.

Se trata estado de nerviosismo agudo, que se intensifica porque se sufre colectivamente. Se expresa en distintos indicios:

a) En un living de 2x2 en el que hay más de quince individuos esperando a que comience la transmisión, podemos notar que un alto porcentaje de ellos camina continuamente en círculos sin advertir la presencia ajena.

b) Gente reconocida por su carácter afable, profiere todo tipo de groserías cuando algún distraído obstruye la visión de la pantalla (incluso en momentos intrascendentes): "¡Correte pedazo de XXX!, ¿no ves que no puedo ver la propaganda de Bonobón?"

c) "¡Hola! ¿Quién es el desubicado?" es la frase con la que gentilmente se atiende la llamada telefónica que ocurre mientras se escuchan los himnos de los equipos. Se trata del pobre infeliz del heladero que tuvo que trabajar ese día y que llama para coordinar la entrega en el entretiempo porque él también quiere ver el partido.

d) etc.

Como recordarán, el manifiesto de la terapéutica de la doctora Melómana apunta a que la música funcione como una herramienta para provocar catarsis. La canción que trate el síntoma debe mimetizarse siempre con la situación vivida, ilustrarla e incluso amplificarla. No debe oponerse al estado: debe operar en la misma dirección que este. La condición debe reforzarse para que suceda el rapto de delirio y así se logre la purificación.

Así que para tratar este cuadro se indicarán:

Canciones con un nivel alto de beats que ponen a cualquiera nervioso porque: a) parece que nunca empiezan, b) tienen una introducción rítmica poderosa, c) sus guitarras contagian adrenalina o d) con un buen nivel de volumen le vuelan los pelos a todo el mundo.

La siguiente es la medicación sugerida:



Aplicar la dosis y darle al equipo de música un volumen elevado. En caso de ser necesario, repetir el suministro.

Este blog no se responsabiliza por los accidentes hogareños, golpes de puño, preinfartos, y demás efectos secundarios derivados del uso de esta terapia.


CONVERSATION

0 comentarios: