Sinestesias (capítulo 22): Azul despedida



Nos libramos de cosas permanentemente. Nos despedimos de los demás todos los días. Nos ausentamos, nos separamos, nos volvemos a ver en horas, en meses, años o a veces nunca. Echamos y eliminamos para luego volver a acumular, reunir, retomar y nuevamente, partir.
Las despedidas suelen ser azules, y pueden tener distintas tonalidades: profundas, eléctricas, acuáticas, celestes, glaciares, etéreas, pálidas, nocturnas, chillonas, de ultramar. Así suenan algunas:


CONVERSATION

0 comentarios:

Follow by Email