¿Bailás? Vol. 17: Bailar con amigos


Bailar con amigos, una antenoche cualquiera, sin otro motivo que no sea la amistad. Bailar temas desconocidos; porque la complicidad permite que un estribillo nuevo sea de todos. Bailar para dejar de hablar de lo mismo. Bailar para estar callados un rato, pero conectados mediante otra vía. Bailar para escuchar letras por primera vez y cantarlas como si fueran de toda la vida. Bailar y que nuestros compañeros nos sostengan cuando giramos de más. Bailar para fingir que nos movemos en cámara lenta y mirar fijamente a quienes nos rodean. Bailar para agradecer que la vida siga ofreciendo amigos que acompañan en todas las pistas. Bailar con una multitud o con un puñado fiel, pero bailar, siempre bailar.


CONVERSATION

0 comentarios:

Follow by Email