Dra. Melómana (54): Hipnosis otoñal



El otoño es el inicio de una hipnosis, de una sugestión que comienza con un leve cambio de luz y termina en letargo. El polen flota invisible como un azúcar impalpable que acaramela la lengua.
La cadencia entre color y sabor parece provocada: los tonos ocres y marrones de las hojas del suelo, se corresponden con el chocolate, la canela, el té. Como si una sola paleta gobernara todo el lienzo.
El cuerpo también ingresa en un estado de spleen, de melancolía sin causa. El verano se ha desintegrado y nos duele.
La música marida con guitarras almibaradas y voces agudas, porque lo dulce siempre tiene filo. Los sonidos son rumores, distantes y cavernosos. Anticipan que pronto llegará una noche azul.

CONVERSATION

0 comentarios:

Follow by Email