Dra. Melómana (58): Lista para superar la resaca


La resaca es el residuo, lo que nos queda en la orilla de una mañana que trae otro mar. Deberemos purificarnos un poco, admitir que nuestros humores estén turbios, que las voces nos penetren y se queden dentro rebotando. No sirve luchar contra esta circunstancia. Solo admitir que la marea irá llevándose todo lo que nos tiñó: el exceso, la verbosidad, el cuerpo desarticulado, la vergüenza de una noche previa. Poco a poco irá ganando cauce la normalidad, el estado de sobriedad que nos vuelve un poco más invulnerables. Seremos todo lo mesurados que podamos ser y cuando la moderación nos hastíe, volveremos a embriagarnos.


CONVERSATION

0 comentarios:

Follow by Email