Dra. Melómana (2): La primavera POP


Ah, la primavera: la melancolía y el fervor.
La primera aparece para anticiparse al fin de año; parece despertarse por el clásico resurgir de la vida en esta estación, por la obviedad cruda de los ciclos que se repiten fuera y dentro de uno.
El fervor resurge con el color, que se vuelve a apreciar gracias a la luz: el invierno es pastel y la primavera, chillona. Se alimenta y aviva con cada vaso de cerveza que tomo por las noches de calor. Pide pista, y yo, ni lerda ni perezosa, se la doy.

En el vaivén causado por estos dos estados, escucho muchísima música. Y he notado que hay cierto sesgo que me sensibiliza más (brotan y afloran juntas la tristeza y el desenfreno): la fusión de una base enérgica, rítmicamente potente, y una voz lúgubre, despreocupada, extraviada. A pesar de que esta opción no distingue géneros, últimamente estuve escuchando mucho retro-disco del sello Italians do it Better, y algunas de las bandas de este estilo encajan perfecto en el cuadro que describo: Glass Candy, Farah, ‏Mirage. Otras más inclasificables, como ‏Chromatics, también parecen estar hechas a la medida de mi sentimiento primaveral.

Mi primavera tiene el sonido de un disco vinilo grabado hoy: es falsamente analógica; acá se las dejo para que la escuchen cuando llegan del trabajo, mientras se toman algo en el balcón y piensan en que la nochecita los está invitando a salir a dar un paseo.


CONVERSATION

0 comentarios:

Follow by Email