Dra. Melómana (19): Lista para ver caer la nieve




La nieve tiene algo de milagroso. Como todo lo que cae del cielo, trae consigo magia. Cuando eso que emana de una fuente invisible detenta, además, el poder de pintar montañas, arbustos, techos, suelos, flores, caminos, y de blanquearnos un poco la vista, somos testigos de su poder colosal.

La lluvia hipnotiza, con sus repiqueteos, con sus sonidos profundos, con sus gotas que siguen cayendo, aún cuando el cielo ha resuelto no llover más. Pero el viento o el sol que la cortan nos saca rápido del ensueño y regresamos a nuestra normalidad. La nieve, en cambio, es silenciosa y eso la vuelve aún más espléndida. Esa discreción que la caracteriza, el sigilo con el que aparece y se marcha es el mismo que la torna peligrosa: sentimos que no salpica, pero si le damos tiempo a su hechizo, este cala hondo y nos termina inundando. Ese carácter misterioso colorea su aura de negro. Como si su reflejo invirtiera su blancura y la volviera algo tenebroso.

La banda sonora que musicaliza un día de nieve está colmada de melodías taciturnas, canciones con poca ruptura rítmica, de una continuidad tal que se funden de repente con el silencio y uno no se da cuenta. Cada uno de los sonidos que pueden ilustrar un día entero de nieve está teñido y recargado inevitablemente de efectos: voces, guitarras, teclados ataviados por capas de reverberación penetran de a poco, pero de manera contundente, en nuestras almas musicales. 

Aquí va una lista recetada por la doctora Melómana para acentuar ese estado en el que nos sumerge la nieve. ¡Déjense traicionar un poco y disfruten!


Bonus track

James Blake - Wilhelms Scream (Bogdan edit)    

CONVERSATION

0 comentarios:

Follow by Email