Sinestesias (capítulo 17): Violeta anochecer estival



El cielo siempre piensa bien sus colores. Con su poca estridencia, el violeta anochecer estival está ahí pintado para apaciguar nuestra alma ciudadana. Cuando todo parece concluir, al menos por una jornada, algunos sonidos se ocultan y se pueden apreciar otros. Llega la hora en que empiezan a callarse las bocinas, las ambulancias, los remolques, los aceleradores rudos y se asoman las motitos, se abren las tapas de cerveza, se arquean ojotas ajenas y pegan contra las plantas de los pies. Todo se tiñe de una luz púrpura que apaga sin dejarnos ciegos y que muchas veces, en compañía de la luna, es suficiente. La siguiente lista de temas destila esa tonalidad.



Bonus Track: 
Marion Cotillard - Snapshot In LA 

CONVERSATION

0 comentarios:

Follow by Email