Dra. Melómana (50): Lista para ordenar de noche



Cuando la casa duerme y la ciudad deja de agredir con su vehemencia diurna, se producen las condiciones ideales para ordenar ideas, sensaciones, palabras, pañuelos, fotos, cajones. Lo mismo da. Para cualquier orden es necesario el silencio, ya que la mente debe estar en calma y evitar distracciones.
Dejar atrás lo viejo para darle lugar a lo nuevo es más fácil de lo que parece cuando el desprendimiento se realiza abruptamente. Naturalmente, si la cabeza está fría esto es más fácil de lograr. Siguiendo las indicaciones de una decisión sosegada, los pies bajarán y subirán escalones en silencio, los brazos cargarán cajas y se desharán sin dolor, del pasado. Surgirá un nuevo presente despojado que, días luego, deberemos nuevamente reacondicionar para que haya futuro.





Foto: Vadim Sherbakov (Vía Unsplash)

CONVERSATION

0 comentarios:

Follow by Email